El Restaurante

Restaurante de cocina árabe, cuya decoración y su amplia carta harán que disfrutes de sus tradiciones de la manera más deliciosa. Los platos más demandados son, el cous cous de cordero, pollo o ternera así como, el tajin de ternera o cordero, la sopa de Hareda o su gran variedad de ensaladas, entre otros. Sus postres son variados y tradicionales, como el mhalabia o el kamar eddin. Además ofrecen una amplia carta de bebidas sin alcohol, como panachés, limonadas, vinos sin alcohol, etc. En resumen, una parada obligada a todos aquellos que se les disfruten comiendo o cenando esta exótica gastronomía.

Abierto en mayo de 2007, el restaurante Aljuzama toma su nombre de una hierba aromática tradicionalmente usada en el norte de África para infusiones y platos en homenaje a la gastronomía árabe y su cultura. Pero la historia de Aljuzama en Valencia se remonta cuatro años atrás, cuando los mismo propietarios abrieron una bocatería homónima frente a los cines Albatros, y comprobaron que existía una demanda de platos más elaborados como el cous cous o el tajin, de los que podían ofrecer en una bocate´ria, así que ahora nos encontramos con una buena muestra de la gastronomía árabe tradicional.

No es de extrañar que ahora en el restaurante de los platos más solicitados sean precisamente esos: el cous cous -de cordero, ternera o pollo-, y el tajin -de ternera o cordero. El tajin toman su nombre del recipiente de barro donde se sirve -y donde en muchos lugares también se cocina- y que tiene la propiedad de conservar la comida a temperatura constante. Otros platos que Aljuzama nos ofrece son cordero al horno con pasas, falafel, paté de humus, shawarma .carne asada en tiras con especias-, pitas, sopa de Hareda -a bas de verduras, legumbres y finas hierbas-, y variedad de ensaldas. Una cocina variada y que muestra influencias tanto de la gastronomía del Magreb-Argelia, Túnez- como de la de Oriente Medio-Jordana, Siria.

Para el postre cuentan con una buena muestra de dulces árabes típicos: de almendra, pistacho, miel y hojaldre con frutos secos. También el tradicional mhalabia -una especia de cuajada con agua de azahar, pistacho, ralladura de naranja, hierbabuena y canela; muy típico-, y el kamar eddin -de naranja y zanahoria en cuajada, con nueces y agua de azahar y rosas. Sabores exóticos de una gastronomía no tan lejana.

Las bebidas en Aljuzama son todas sin alcohol, pero no por ello menos interesantes: limonadas, panachés, batido de almendra con menta, vinos desalcoholizados… así como variedad de tés e infusiones. Además de a limón, las limonadas tienen variedad de sabores, como pomelo, naranja, menta, miel o hierbabuena. Los panachés son deliciosos batidos naturales que preparan con agua de coco o azahar, piña y otras frutas -plátano, pera o manzana- y que también se pueden tomar como postre.

Texto por Victor Aranda para La Netro